LA TABERNA “EL CEBOLLAS” FUE UNA PÁGINA INOLVIDABLE PARA NUESTRO ALBAYZIN DE AYER.


A principios de los años setenta, se puso de moda un típico bar albaicinero, situado al principio de la cuesta de la Alhacaba, a manera de centinela controlaba de día y de noche, el transcurrir del vecindario que enfila la empinada cuesta que parece unir el cielo con la tierra. La taberna haciendo honor a la típica tapa que ofrecía, pronto fue bautizada como “El Cebollas”. Quizás su estrechez e inclinación fue la virtud que la hizo grande e importante. Su clientela huyendo de la incomodidad del local, se adueño de unas cómodas escalinatas o grada exterior que lo arropaban. Situado a la espalda y cerca de  las diferentes facultades universitarias, se convirtió en refugio y punto de reunión de una variopinta juventud estudiantil. Manolo, su propietario rápidamente empatizó con esta joven clientela, sabía que tenían poco dinero en los bolsillos y muchas ganas de pasárselo bien. Supo bajar los precios y en su afán de atender y socializar a sus parroquianos, realizó el gran descubrimiento de la época, fue el inventor del cubalitro y la litrona.

A manera de anfiteatro cada noche se reunían en este punto gran cantidad de inquietos jóvenes, sobre todo a final de curso, cuando las altas temperaturas y el agobio de los exámenes finales hacían mella. Era el respiro necesario para poder continuar. Aquí se reunía una juventud comprometida y cargada de ilusiones, que anhelaba la esperada democracia, soñando con una sociedad más justa e igualitaria. Envueltos por la música de Bob Dylan, Serrat y Carlos Cano, aquellos jóvenes soñaban con cantos de sirenas y unos cambios que se resistían en llegar. También se enamoraron con las canciones de Moustaki y Garfunkuel, y alguno que otro hizo del “amor libre” su propia bandera. Por estas duras gradas pasaron personajes relevantes como, Miguel Ríos, Carlos Cano, Antonio Jara y muchos otros mas…….., aquellos jóvenes progresistas, de izquierdas y soñadores, ya cumplieron los cincuenta y la mayoría han sabido acomodarse a los nuevos tiempos, siendo hoy, políticos influyentes, catedráticos relevantes, jefes de servicio, directores y gerentes de todo,….. , es decir las personas influyentes de nuestro tiempo, aquellos que dirigen el rumbo de esta caprichosa ciudad de Granada. Con la añoranza de un tiempo que no fue ni mejor ni peor, sino diferente el Dr. D.F. Javier Vicente Prados, nos hace evocar aquella legendaria taberna que se llamo “El Cebollas”  Manuel Vicente Prados. 

 

Manolo “el cebollas” fue de Granada un personaje muy singular, y hace un par de meses asistimos a su funeral. Tras una vida de duro trabajo Manolo nos dejó. Era de la misma generación que mis padres Cándida y Manuel, como ellos del trabajo hizo su profesión y devoción. Comenzó su negocio junto a su padre en la calle de San Ildefonso y allí se dedicaba a la venta de cebollas en vinagre junto a todo tipo de encurtidos, con los altramuces entre los más preferidos. El abuelo Miguel en su negocio tabernero a Manolo y su padre de estos manjares hizo proveedores, haciendo famosa a la Mancha Chica en todos sus alrededores. Aun recuerdo esas vasijas de barro llenas de cebollas en vinagre, extraídas con unas cucharas de madera para que el resto del material no se corrompiera. En el negocio de Manolo el cebollas nos tomamos un cubata, y junto a su hija y su yerno estuvimos recordando la figura del personaje que aquí se relata. Era un ser de buen corazón, yo lo atendí cuando su salud se quebró y desde aquel momento como un hijo me trató. Dentro del local llamaba la atención una serie de fotografías que formaban una majestuosa colección. Aquí había fotos de múltiples personajes locales, jugadores de baloncesto y futbolistas profesionales, profesores universitarios y políticos estrafalarios. Miguel Ríos con Manolo se abrazaba y hasta el mismísimo alcalde Antonio Jara. Llamaba la atención una placa conmemorativa en donde los alumnos del Colegio Mayor San Ignacio de Loyola (Loyolos) a Manolo recuerdan y añoran. En el día de su fallecimiento en el periódico Ideal se le realiza un homenaje sin par. A doble página se publica un reportaje que explica de este hombre todo su bagaje. El inventor del cubalitro siempre ha sido un ser respetado, que a persona alguna nunca ha discriminado y todos en su clientela acomodo han encontrado. El universitario más culto y erudito, tomaba su cubata junto al obrero sin el mínimo prurito, y si algún problema o bronca surgía, Manolo actuaba con gran maestría. Guardaba el jornal del obrero marginal, y daba acogida en su casa a la gente perseguida, en este sentido recuerdo cuando en la época de la transición llega a Granada el grupo Els Comediant, que tras una original actuación fue víctima de una ultraderechista persecución, pues fue en la casa de Manolo donde los actores encontraron acomodo, librándoles de una paliza segura de parte de los partidarios de la dictadura.        Él. como, Cándida, Manuel, Curro, Andrés, Jaime, y otras muchas personas fallecidas merecen un homenaje, seres a los que les tocó vivir una época muy dura que superaron sin amargura, siendo felices con su destino en mi recuerdo están presente, y merecen un monumento en el bulevar de la gente corriente. FRANCISCO JAVIER VICENTE PRADOS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Albayzín y sus gentes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a LA TABERNA “EL CEBOLLAS” FUE UNA PÁGINA INOLVIDABLE PARA NUESTRO ALBAYZIN DE AYER.

  1. Pingback: LA TABERNA “EL CEBOLLAS” FUE UNA PAGINA INOLVIDABLE PARA NUESTRO ALBAYZIN DE AYER « Blog de Extragrupo. Cultura y senderismo

  2. zeneteño dijo:

    Un recuerdo imborrable de mi cuñado Manuel Jiménez Maldonado, El Cebollas…..!!

    • antonio dijo:

      Pues un recuerdo imborrable , lo recuerdo ademas su padre y mi abuelo materno eran hermanos mi abuelo miguel , ademas me acuerdo de niño jugaba con su hijo en el mismo bar k habia unas escaleras y subiamos al alto del todo k estaba la terraza y jugabamos ay mismo en la terraza,UFF no se si su hijo se acordara de mi yo de el si, yo me crie en la calle cruz de arqueros pero mi abuelo vivia en la calle los negros, en la calle cruz de arqueros vivia yo con mis padres y tios, pero siempre me acorde de bar y tambien de una peluqueria k habia al lado donde mi padre me llevaba , pues nada un abrazo y DCP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s