LA CASA DE LA CALLE GUMIEL DE SAN JOSE , Nº 1


 

 

 

En estas fotos podemos observar la transformación que ha sufrido esta singular casa durante los tres últimos siglos. En los años treinta este inmueble fue una típica y albaicinera casa de vecinos, en ella vivieron los abuelos y padres de nuestro amigo Jesús Expósito Marín, en la década de los cincuenta en sus bajos se localizó una frecuentada y negra carbonería, en su segunda planta se ubicó la famosa peluquería “Paqui”, punto neurálgico donde las mujeres además de peinarse se enteraban de todos lo chismes del barrio. También esta casona vio nacer a los hermanos Antonio y Paco, que años más tarde fundarían la afamada confitería Flor y Nata.

Adosado al lateral izquierdo existe otro edificio de dos plantas y de reducida fachada donde estuvo ubicado el taller de tintado propiedad de “Antonio, el del tinte” en su entrada se mezclaban, los fardos de lana virgen que acababan de producir en los infatigables telares de la vecina calle del Pilar Seco, con los vistosos ovillos recién teñidos y listos para ser distribuidos. La calle Gumiel de San José fue de las más transitadas en el barrio, una de las vías más directa para subir y bajar, por ella los albayzineros bajaban con ligereza y subían con esfuerzo y siempre cargados de paquetes, era frecuente ver largas hileras de burros areneros, que sin descanso transportaba todo el día los materiales de obra por el estrecho Albayzín. En los años noventa este edificio fue adquirido, no con poco esfuerzo, por el inspector de educación don Víctor Burgos, que posteriormente unió a la propiedad de su esposa, llamada cariñosamente “la Queca”, que esta sita en la calle Aljibe del Gato, posiblemente sea este el motivo que a ambos lados de la puerta de acceso queden dibujados sendos gatos.

El edificio donde estuvo el antiguo tinte ha quedado encajonado entre esta nueva finca. Presentando un estado lamentable, en su combado tejado vemos como la maleza crece moviendo las destartaladas tejas, la fachada llena de profundos desconchones es una auténtica ruina, donde puertas y ventanas han sido tapiadas por miedo a los oKupas. Aquella que fue una espléndida vivienda de una familia acomodada, hoy agoniza sin remedio por culpa de un heredero y una herencia en la que llevan años litigando sin ponerse de acuerdo.

En la actualidad este es un problema muy frecuente en el Albayzín. Nuestros abuelos y padres que tan orgullosos estaban, al poder dejarnos como herencia estas formidables casas, nos complicaron la vida. Sin saberlo nos han legado un gran problema sin solución, somos muchos los herederos, la división de las casas es casi imposible, unos no quieren desprenderse de sus raíces, otros quieren la venta, y los más no quieren comprar ni vender, un auténtico galimatías mientras los inmuebles se desangran y lentamente agonizan. Sin remedio en los juzgados de nuestra ciudad se acumulan y duermen los pleitos de estas complejas herencias que ponen en peligro nuestro querido barrio…

 

Manuel Vicente Prados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Albayzín y sus gentes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CASA DE LA CALLE GUMIEL DE SAN JOSE , Nº 1

  1. David Wile dijo:

    I knew the family that lived here. I’ve stayed in this house. I dated the daughter. Her name is Josefina, or Keka. The brothers are Juan y Victor. I am currently looking for Josefina. Does anyone know where she is? Tell here I am searching for her. My name is David. My email address is jdavid.wile@gmail.com. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s