Los dos Albayzines


Los albayzineros hemos sido gente poco aventurera, siempre nos ha gustado lo cercano y familiar, en nuestro entorno hemos encontrado lo necesario para vivir. Los mejores amigos fueron los vecinos de enfrente, la vecinita de al lado se convirtió en la querida  novia, y solo un par de calles fueron nuestro pequeño mundo. El albayzinero abre su puerta  y su corazón a todo los que le rodean, sin importarle clase social, edad, sexo ni religión.

Esta comodidad albayzinera hizo que en un espacio no muy grande existiera dos barrios bien definidos, el albayzin alto y el albayzin bajo. Los que hemos vivido en este barrio  comprendemos esta caprichosa división , cosa que deconoce el forastero que solo observa   nuestro orgullo de ser Albayzineros.

Desde un punto de vista histórico y social, nuestro fiel articulista Francisco Javier Vicente Prados,  trata de justificar la existencia de esta curiosa dualidad  albayzinera

Manuel Vicente Prados.

Albaicinero que vienes al mundo que guarde Dios, uno de los dos Albayzines ha de helarte el corazón. Tal y como decía Antonio Machado con respecto a la España de su época en el Albayzín siempre han existido dos barrios, el alto centrado en torno a la Plaza Larga y el bajo en torno a la Plaza de San Miguel.

La alcazaba Cadima (al-Qasba Qadima o Fortaleza Vieja) fue el núcleo originario de la Granada musulmana tras su refundación por Zawi ben Ziri por el año 1010 y en su seno se encontraba el originario palacio de los reyes Ziries. Su situación original era alrededor de las calles Algibe de la Gitana, Cuesta María de la Miel y Callejón de San Cecilio extendiéndose hasta la Iglesia de San Nicolás.

Incluso este primer barrio se dividía en dos, Harat Alcazaba al norte y Rabat Almufadar al sur, disponiendo de una muralla que lo cercaba con al menos cuatro puertas de acceso: Bib Cieda que aún subsiste y se denomina Arco de las Pesas, Bib Caxtar y Bib Elbis en el paño norte de la muralla conectando todas ellas con el arrabal del Albayzin. En el paño este estaba la Bib Albonud.En el paño sur y este no se conoce ninguna puerta. Actualmente quedan en pie la mayor parte de los paños de muralla en su lado norte.
La alcazaba Cadima representa uno de los dos albayzines que siempre han existido, lo denominaremos el albayzín bajo. La otra sería el arrabal que se situó a extramuros. Según los lingüistas debe su nombre a los pobladores de la ciudad de Baeza desterrados de ella tras la batalla de las Navas de Tolosa. Para otros lingüistas el topónimo viene del árabe al-byyazin que significa arrabal de los halconeros. Sin embargo en Andalucía existen muchos barrios con este nombre (Alhama de Granada, Salobreña, Hueneja, Antequera, Baena e incluso en Campo de Criptana) indicando siempre un barrio en altura y con un poblamiento peculiar desvinculado del resto de la ciudad.


Como vemos desde su origen el Albayzín estaba dividido en dos mitades con rasgos diferenciadores pero a su vez complementarios. El Albayzín de la Plaza Larga era el Albayzín más típico y conocido, con personajes más peculiares y abiertos con una estrecha relación con las gentes que habitaban en el cercano barrio del Sacromonte. El Otro Albayzín, el representado por la antigua alcazaba Cadima, era un Albayzín menos típico y no tan extrovertido.

Quizá esta división venía dada por las parroquias. La de San José aglutinaba a los parroquianos del Albayzín Bajo, mientras que los del Alto giraban en torno al Salvador. Cada Barrio tenía sus Colegios; el Gómez Moreno y El Salvador- San Cristobal y Divino Maestro para el alto.

Incluso en la actualidad tienen devociones diferentes. En Semana Santa cada una tiene su Procesión.La Estrellaes la reina del Albayzín alto desde su templo de San Cristobal, mientras quela Aurora lo es del bajo desde la Iglesia de San Miguel. El Cristo del Silencio es el Señor de todo el Albayzín, esculpido por la gubia de José de Mora en la Calle Pagés junto a la casa de los Mascarones y venerado en la Iglesiade San José aunque fue tallado para residir enla Iglesiade San Gregorio el Bético.


El Albayzín alto tenía un eje comercial formado por calle del Agua, plaza larga y calle Panaderos, difícilmente bajaban a Granada para realizar sus compras. Si embargo el bajo tenía otro eje formado por la Calderería llegando hasta el Mercado de San Agustín.

La Caldereríaera una calle peculiar, no se parecía en nada al enjambre de negocios musulmanes que se ha convertido en la actualidad. Cualquier visitante o persona joven que pase por esta calle puede pensar que su fisionomía perdura desde la época zirí y nada mas lejos de la realidad.

Según bajábamos desde el Camino Nuevo de San Nicolás porla Calle Gumiel de San José encontrábamos múltiples negocios dignos de recordar. En la calle Gumiel había una carbonería, donde al margen del picón que era su producto estrella existían algunos productos comestibles. Recordaré las onzas de chocolate que se despachaban para la merienda de la marca la Campana del Elgorriaga. Unos metros más abajo estaba el puesto de Marina. Siguiendo calle abajo en la placeta dela Cruz Verde existá otra pequeña tienda de comestibles y junto al “Algibetrillo” otra tienda que surtía de pollos para que la “Mancha Chica” preparase sus famosos pollos con ajos en do.

Una vez terminadala Cuesta de San Gregrio empezaba la Calderería. En el margen derecho recuerdo el Vesubio que surtía a Granada de frutos secos, caramelos y las incipientes chucherías y golosinas de la época. En frente la pastelería “La Menorquina” con sus deliciosos milhojas, mantas y petisus. En la esquina de abajo una tienda de comestibles donde llamaban la atención las sardinas arencas que se degustaban una vez maceradas con papel de estraza en el marco de una puerta.

La casa Ninguno fue uno de los primeros supermercados que nacieron en la ciudad. En la esquina de enfrente se situaba un señor que yo por mi edad consideraba mayor y que se dedicaba a la compraventa, alquiler y cambio de novelas y tebeos. Una pescadería de tronío que mi madre Cándida llamaba como la pescadería del loco por la excentricidad del pescadero regente de la misma. Alli pregonaba el cupón de la ONCE, que en aquellos años era de tres números, un ciego muy dicharachero que siempre decía:”apresuraros que me bodi”. Una zapatería mas bien alpargatería por el genero que allí se vendía y por último la relogería de Eduardo Rodríguez que milagrosamente perdura en la actulidad regentada por el hijo de Eduardo que cursó estudios en el Colegio Gómez Moreno con el que suscribe esta narración.


En la Calderería nueva recuerdo la imprenta Leo, un negocio de patatas fritas y el acceso a la Plaza Nueva en donde por estas épocas otoñales los abuelos se dedicaban al intercambio de estampas de sus nietos para así copletar las diferentes colecciones emprendidas por estos.
Los dos Albayzines tenían un punto de encuentro y este era la Plaza-Mirador de San Nicolas. Aquí los vecinos se reunían en verano al caer la tarde, desde el Albayzín alto accedían por la cuesta de San Cecilio mientras que los de la parte baja llegábamos por el Camino nuevo de San Nicolás.

Incluso cada parte del barrio tenía sus famosos. En la parte alta, los Morente (Enrique y su hija Eatrella) los flamencos del Sacromonte, Curro Albayzín, Manuel Benitez Carrasco y un largo etcétera.

En el barrio bajo el niño de las Almendras y el Martinete dejando al margen a Manuel España Santaella y Joaquin Almendros Quini fundadores del conjunto La Guardia que triunfó sobre todo en la década de los ochenta y que compartieron pupitre con el que suscribe esta entrada. Ellos merecen un artículo aparte que queda incluido en tareas pendientes. Continuará.

FRANCISCO JAVIER VICENTE PRADOS.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Albayzín y sus gentes, Vivencias en el Albayzín y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los dos Albayzines

  1. Eugenio Roman Perez dijo:

    Me encanta tu narracion segun la leia esta biendo las calles y los negocios de la caldereria era mi paso diario para ir a trabajar al taller de mi padre en la calle de la colcha yo tambie estuve con Eduardo en el Gomez Moreno pr no se quien eres tu

  2. Marisabel dijo:

    Magnífico conocimiento del Albayzín y situación de la Alcazaba Qadima. Regresaré intermitentemente a tu blog

  3. Emilio dijo:

    Foto presiosa de la Caldereria Nueva, yo estuve trabajando en una pescaderia que era de Pepe Carranza su hermano era abogado y vivia en la cuesta Chapiz, hablo del año 1965 y como dices era muy diferente a lo que hay hoy en dia

  4. Carlos dijo:

    Hola amigos Albayzineros, soy un estudiante de guías turísticos de la escuela de turismo y hostelería de Granada, estoy preparando, junto con otros compañeros una ruta por el Albayzin y justamente me ha tocado hablar de la iglesia de San Gregorio y de la calle de la Calderería en la que tengo la inmensa suerte de vivir también. El relato me ha fascinado y a sido una doble sorpresa encontrarlo porque no conseguía encontrar información interesante acerca de la historia de esta calle. Quería pediros un favor también, y es, saber si alguien me puede decir sobre que fecha, y cual fue el motivo por el cual la calle de la Calderería es hoy un zoco lleno de cultura árabe. Un saludo y muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s