LA LONA “ LA CASA DE TODOS” ( Primera Parte)


Con la caída del Califato de Córdoba comienza la decadencia del esplendor musulmán en la península. Pronto el estado califal se desmiembra en múltiples y beligerantes reinos de taifas.

El berebere Zawin ben Ziri  después de tener un gran protagonismo en las sucesiones dinásticas del último califato cordobés. Decide volver con su ejército a sus haciendas  norteafricanas. En su regreso recibe la proposición de liderar el gobierno de la antigua cora de Iliberi. Su capital, Medina Elvira, situada  en las faldas de la sierra de Sierra Elvira, muy cerca del pueblo de Atarfe, es una ciudad agrícola, indefensa  y de difícil gobierno. Zawin ben Ziri no solo acepta la oferta, sino que traslada la capital a la inexpugnable alcazaba que corona el margen derecho del rió Darro. De esta manera se funda el primer reino de Granada, llegando a su máxima plenitud con el reinado de al-Musafar  Badis, tercer reinado de la dinastía zirí.

El rey Badis construye un fabuloso  complejo palaciego, quedando ceñido por la soberbia muralla de nueva factura que discurre por la cuesta de Alhacaba y  la antigua cerca que se desliza por la calle Pilar Seco. Correspondería a los terrenos que hoy ocupan el monasterio de Santa Isabel la Real, el antiguo huerto del Carlos, el palacio de Dar Al-Horra, el callejón del Gallo y la casa de Lona. El nuevo alcázar fue una auténtica maravilla, el poeta Aljatib alaba su magnificencia “no hay en tierra de creyente y no creyente obra que iguale a este palacio”.

En el año 1090 de la era cristiana las tropas almorávides cruzan el estrecho en auxilio de las inestables taifas; “de fuera vendrá quien de tu casa te echará” dice el refrán popular; acapararon  el poder disolviendo todos los reinos, incluida la dinastía zirí que continuaba gobernando en Granada.

Los nuevos propietarios quedan impresionados al contemplar  la  increíble belleza del palacio  zirí. Yusuf I levanta hasta la su última piedra  buscando un fabuloso tesoro que nunca encontró. Granada deja de ser un reino para convertirse en la capital del poder almorávide en la península.

Durante más de once lustros el palacio del rey Badis siguió sindo testigo de intrigas y luchas dinásticas. El desorden y la llegada de las huestes almohades, que dominan el norte de África, acabaran con la supremacía los almorávides. Los recién llegados se hacen con el poder, revitalizando el espíritu islámico que se habían olvidado.

En 1145 el imperio almohade fijan en Sevilla la capital de su dominio, pasando a un muy segundo plano la ciudad de Granada.

El  ejercito cristiano al mando de Alfonso VIII de Castilla  derrota a las tropas Almhodes en la batalla de Las Navas de Tolosa  en el año 1212;  asestando un golpe mortal a la tiranía almohade. La marcha de las milicias almohades; las nuevas campañas de Fernando III  de Castilla y Jaime I de Aragón estrechan cada dia un poco más el cerco, quedando la España musulmana  reducida al reino de Granada.  Muhammad I  señor de Arjona en 1228 se hace con las riendas de este exiguo reino, fundando la dinastía Nazari, esta nueva estirpe será capaz de prolongar la existencia de Islam en la península otros dos siglos y medio. Creando la condiciones sociopolíticas adecuadas para el nacimiento de un nueva y propia cultura hispano- musulmana.

Muhammad I comenzó viviendo en el palacio construido por el rey Badis, pero el Albayzín seguía siendo un avispero donde no se paraba de intrigar y maquinar contra el orden establecido. El nuevo rey conocedor de esta cualidad albayzinera traslada su corte a la  Alcazaba de la Alambra.

Al esplendido palacio zirí  se le conoció vulgarmente con el nombre de la “Casa del gallo de viento”. Entre un bosque de suntuosos edificios emergía una singular torrecilla, alta y esbelta, siempre fue el punto más alto de  la alcazaba Cadima. En el centro de uno de los patios se alzaba una  maciza y cuadrada torre, con estrechas saeteras y coronada con picudas almenas: a ella  se accedía por la parte media a través de un volado puente que la unía a un lado del patio. Sobre la torre y a modo de veleta, forjado en bronce, se blandía al viento la silueta de un jinete moro,  con lanza en ristre galopaba en dirección cambiante. Embrazando una ardaga que a través de la cual se podía leer “Dice el bedici Aben Habúz que de esta manera se ha de hallar el Andaluz” fue el talismán más preciado para los musulmanes granadinos. Movida por el viento indicaría infaliblemente por dónde atacaría el enemigo. Los moriscos al levantar  la mirada hacia la alta veleta , que no dejaba de rasgar el cielo azul, la confundieron con la figura de un encopetado  gallo, por eso le llamaron  “Dic reh”que quiere decir Gallo de Viento.

La ventilada torre supo resistir el paso del tiempo,  derecha como una vela se mantuvo  hasta bien entrado el siglo  XVI, los cristianos  como Luís de Mármol y Carvajal la conocieron y la llamaron la “Casa del Gallo”.

Hasta que el rey nazari Alhamar traslada su corte a la fortaleza  alambreña. El Dic Rhe fue el único palacio de la alcazaba Cadima, la verdad es que este perdió su importancia pero no su rango, en estos lugares se fueron levantando notables construcciones hasta el reinado de Muley Hacen. Cuando los reyes Católicos conquistan Granada, encuentran el palacio bastante transformado, a partir de este momento los cambios se suceden con celeridad  para borrar por completo la memoria zirí. El vasto solar del Palacio Real se parcela para edificar nuevas construcciones. En el lado occidental  y coronando la abrupta colina se disponia unos explendidos jardines que enlanzaba directamente  con la casa del Viento; el vergel disponía de unas fabulosas vistas a la  abierta vega. Sobre ese hermoso oasis descasarán los cimientos de  la futura casa de la Lona, una de las casas más memorables de un albayzín que lentamente va perdiendo su patrimonio y su identidad.

CONTUINUARA……

.                 MANUEL VICENTE PRADOS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia del Albayzín. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LA LONA “ LA CASA DE TODOS” ( Primera Parte)

  1. Paco Molina dijo:

    Hola hace tiempo que publique en una web de la comunidad de vecinos del Albayzín que yo formo parte de los últimos vecinos de la Casa de la Lona donde mis Abuelos fueron los caseros de está casa y que a toda la familia nos conocían por los caserillos.
    Quisiera colaborar en la publicación de la historia de esta casa antes de la declaración de desalojo por el Ayuntamiento de Granada aya por 1967 si mas no recuerdo

    • Benjamín Garrido López dijo:

      Mi nombre es Benjamín, hijo de Juan el lechero. Bellos Recuerdos tengo yo de la Casa de la Lona, Mi padre era uno de los lecheros que iba a la casa de la lona, quizás el que mas leche vendía allí, yo le acompañaba desde que tenia 7 años,sobre todo en verano. Recuerdo cuando llegábamos por la mañana y mi padre daba unas voces diciendo ¡ La lecheeeee ! lo decía varia veces, se quedaba junto a la bicicleta que estaba apontocada al lado de la puerta de las caseras, (Eran dos hermanas, una la entrada a la derecha y otra al fondo de la casa cerca de la aljibe, después se mudó a otro piso frente de la hermana) Mi padre, una vez que ya no había clientes junto a la bicicleta, recorría los corredores para repartir la leche a los clientes que no habían bajado a recoger. A veces había un hombre que vendía higos chumbos y cuando ya no había mujeres comprando la leche, mi padre compraba un par de chumbos para cada uno y este hombre los pelaba y los comíamos allí mismo. No recuerdo ahora mismo cual era su nombre, sé que le decían “el chato” y vivía en la Cruz de la Rauda. Paco si eres familia de las caseras, no se exactamente quien eres pues estuvimos yendo con leche a la casa la lona hasta el final e incluso a muchos clientes le seguimos a donde se mudaron.. Recuerdo a un chico de mi edad que le decían “toto”. Creo que la casa la lona se cerro definitivamente mas o menos sobre el año 1969. Un saludo

    • virginia defi dijo:

      Hola Paco y debajo no quedan restos y tuneles que irian por debajo del palacio que estaba al lado de la casa de la lona¿? Virginia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s