Mariana Pineda y las bordadoras del Albayzín.(1ª Parte)


PLAZA DE MARIANA PINEDA

Carlos IV  el cazador y su esposa María Amalia de Sajonia reinaron en España durante 20 años. Harto el país de guerras y con el erario público exhausto, el descontento de la población aumentó, y lo haría aún más por la presencia de tropas extranjeras en nuestro suelo ”francesas concretamente”,  por medio de un tratado secreto tenían paso libre a Portugal para invadirlo y luego repartírselo entre Francia, España y el propio Godoy “favorito y primer ministro del Carlos IV”.

CARLOS IV

CARLOS IV

La situación de Carlos IV  y su ministro Godoy se hizo insostenible a finales de 1807, cuando se produjo la conjura del Escorial encabezada por Fernando Príncipe de Asturias que pretendía la destitución de Godoy y el destronamiento de su propio padre, pero descubierto el complot sería el propio Fernando quien delataría a sus colaboradores.

MANUEL GODOY

MANUEL GODOY

En 1808 ante la evidencia de la ocupación francesa Godoy aconsejó a la familia real abandonar España, pero se produjo otro motín en Aranjuez y Godoy quedó preso por los amotinados dando lugar a la abdicación de Carlos IV en el que sería Fernando VII.

EL MOTIN DE ARANJUEZ

EL MOTIN DE ARANJUEZ

Napoleón dueño de media Europa convocó a la familia real en Bayona, allí Fernando devolvería la corona a su padre y éste a su vez la cedería a Napoleón que nombraría rey de España a su hermano José I llamado por los españoles “Pepe botella”.

Durante la guerra de la independencia, tiempo que pasó Fernando VII en Bayona no hacía nada más que escribir cartas a Napoleón felicitándolo por sus victorias sobre las tropas españolas “valiente traidor” .

Francisco-de-Goya-Fernando-VII

FERNANDO VII

En 1814 terminada la guerra de la independencia Fernando VII volvió en clamor de multitudes al trono español, pero se reveló pronto como un monarca absolutista que nunca tuvo en cuenta los deseos de su pueblo que lo consideraba a su vez, sin escrúpulos, vengativo y traicionero. De 1819 a 1820 la monarquía fue absoluta, cuando en 1820 se restituyó la Constitución de Cádiz de 1812 proclamada por las Cortes de Cádiz exclamó: “marchamos todos juntos y yo el primero por la senda constitucional “, vanas palabras pues nunca dejó de conspirar en secreto para restaurar el absolutismo.

100milhijosdesanluis1

LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS

En 1823 con la entrada de los 100.000 hijos de San Luis hasta 1833 España atravesaría una década de ignominia y vergüenza por parte del rey llamado felón, las persecuciones de todo lo que olía a liberal se hicieron constantes y fueron ejecutados el héroe de 1820 que restituyó la Constitución de 1812, General Riego y el empecinado también liberal héroe de la guerra de la independencia así como otros conspicuos liberales.

empecinado_gald

EL EMPECINADO

 

Granada en el primer tercio del siglo XIX era una ciudad bien distinta de la que conocemos hoy día, la gran cicatriz de la Gran Vía que cercena la medina musulmana, no existía, la calle Reyes Católicos tampoco, el río descubierto desde Plaza Nueva hasta su desembocadura en el Genil y una serie de puentes conectaban ambas riberas, aún se podía observar en su conjunto una ciudad conventual pero a la vez típicamente musulmana medieval, el Albayzín no era ninguna excepción.

 

LOS PUENTES DEL RIO DARRO

LOS PUENTES DEL RIO DARRO

 

Granada contaba con 65.000 habitantes y una parroquia muy devota en cualquier parte se podían observar altares, reclinatorios, y hornacinas expuestas a la devoción de la gente así como multitud de iglesias, monasterios y ermitas.

Granada contaba con un sin fin de cortijos y alquerías que tachonaban una fertilísima Vega que abastecía a la urbe de todo lo necesario para el consumo humano.

LA ALHAMBRA 1800

LA ALHAMBRA 1800

En este marco incomparable se desarrolla nuestra historia, el régimen absolutista de Fernando VII por una parte y por otra los partidarios de una Constitución que las Cortes de Cádiz proclamarán al grito de “viva la Pepa “. En aquella época, las bordadoras del Albayzín ya tenían fama por su labor hecha a base de horas, dedicación y sacrificio y de dejarse las pestañas pegadas al bastidor para entregar un trabajo impoluto y sacar unos reales con los que poder seguir adelante con sus familias.

 

LAS BORDADORAS DEL ALBAYZIN

LAS BORDADORAS DEL ALBAYZIN

Una vez puestos en situación sobre el contexto histórico en el que se desarrolla nuestro relato comencemos esta narración:

Las dos hermanas llevaban muy primorosamente un paquetito transportado entre sus brazos, iban contando chascarrillos entre risas, por algo las llamaban en el barrio las hermanas alegría. Bajaban desde la calle Almirante, Cruz Verde hasta llegar a la placeta de San Gregorio donde entraron en el templo unos minutos, bajaron la Calderería y por una calle lateral de la Calle Elvira entraron al convento del Ángel donde oraron unos instantes, entonces Enriqueta que era la menor habló dirigiéndose a su hermana Rosario.

 

EL DESAPARECIDO CONVENTO DE SANTO ANGEL

EL DESAPARECIDO CONVENTO DE SANTO ANGEL

  • “-Cada vez que venimos a la Alcaicería a entregar tenemos que recorrer todas las iglesias de Granada. Rosario le contestó,- es para dar gracias por el trabajo, a lo que Enriqueta señaló, –tu que pareces tener línea directa con él podías insinuarle muy sutilmente si podría hacer algo con respecto a nuestra paga.
  • Como si él se ocupara de esos insignificantes asuntos,  le dijo Rosario, –pues una necesita comer todos los días y el hambre no es buena consejera,  espetó Enriqueta.
  • Una vez hubieron entregado se dispusieron a volver a su casa, –que es por aquí dijo,  Enriqueta,  señalando una de las puertas de la Alcaicería que daba al Zacatín, –¡no, no! le gritó Rosario , –que quiero llegarme a dar las gracias al señor del Oratorio que hay frente a la casa de los miradores en la plaza Bibrambla junto al arco de las cucharas. A lo que Enriqueta contestó, – a este paso se nos hace de noche ¡toma castaña! Y ya sabes como están de oscuras las calles que dan miedo, ni loca se me hace de noche a mi subiendo la cuesta .
PLAZA BIBARRAMBLA

PLAZA BIBARRAMBLA

Unos instantes ante el cristo y regresaron a su casa del Albayzín, por el camino más corto y sin hacer ninguna parada. Mientras en su casa de la calle del Águila Mariana Pineda andaba muy atareada colocando cajas pues hacía pocos días que se había mudado, ya entrada la tarde está invitada a una fiesta en casa de los Condes de Teba donde clandestinamente había una reunión liberal, pues había rumores de que muy pronto se produciría una rebelión.

 

 

 

 

Durante la fiesta y una vez echas las presentaciones y transcurrido la mayor parte del ágape un grupito de personas se trasladó a un saloncito apartado y así se habló:

 

REUNIÓN EN LA CASA DE LOS CONDES DE TEBAS

REUNIÓN EN LA CASA DE LOS CONDES DE TEBAS

    • “Tenemos noticias certeras de que el día 27 de este mes se va a producir un alzamiento al que desean unirse efectivos granadinos por ello tenemos que estar preparados “, alguien de los allí presentes tuvo la feliz idea de regalar una bandera a aquel puñado de valientes. Todos miraron a Mariana que exclamó –“desgraciadamente para mí no sé bordar, pero mi sirvienta Doña Ursula conoce a unas hermanas muy discretas que podrían hacer el trabajo”, uno de los asistentes apuntó, -“pero tiene que ser realizado con mucha discreción y sigilo pues los sabuesos de Pedrosa están al acecho”. Una vez discutidas las cuestiones logísticas que eran necesarias los allí reunidos fueron saliendo de uno en uno a ciertos intervalos de tiempo para no levantar sospechas.
    • LA BANDERA LIBERAL
    • Mariana al día siguiente simulando ir a comprar lo que aún le faltaba para su nuevo domicilio compró también un paño de tafetán morado, un trozo de tela verde y unas bobinas de hilo carmesí, lo necesario para confeccionar una bandera, después de dejar algunos paquetes en la casa se dirigió al Albayzín, al llegar a la calle Almirante comprobó las señas y llamó a la puerta : -“ Buenas tardes nos de Dios, mi criada Doña Ursula me ha dado estas señas como las de unas buenas bordadoras y me preguntaba si podrían hacer un trabajo “.
    • Enriqueta fue la encargada de recibirla , después de hacerla pasar muy cortésmente, le suplicó que se sentara y llamó a su hermana Rosario –“desea usted algo señora, una tisana o agua, que la cuesta pesa lo suyo, le dijo Rosario,– no muchas gracias contestó Mariana, el motivo de mi visita es éste, mi primo es militar y es mi deseo, pues se marcha a tierras lejanas, obsequiarle y a su regimiento con una bandera, como Dios no me ha dado la habilidad del bordado he pensado en ustedes, a lo que Rosario contestó, –pues nosotras que somos profesionales para eso estamos, díganos lo que quiere.
    • 1186068_10201292300487515_237696009_n
    • Mariana les mostró un dibujo de un tafetán morado con un triangulo verde en el centro y una palabra a cada lado bordadas con hilo carmesí a lo que Enriqueta dijo ,-” vaya que contrariedad, resulta que ninguna de las dos sabemos leer ni escribir,– no hay problema , exclamó Mariana,- os dejaré el dibujo y no tendréis ningún problema en hacer la bandera tal cual, os dejaré el paño cortado en sus medidas exactas así como el triángulo y todo irá sobre ruedas, “después de fijar el precio en 30 reales, les hizo hincapié en que debería estar lista el día 23 del mes corriente, dado que estamos a primeros de mes tenemos tres semanas para ello, acto seguido Mariana se despidió para marchar a su casa de la calle del Águila.
  • 12355_665710860120020_1545332080_n

Los días pasaban y el trabajo progresaba adecuadamente, las hermanas estaban contentas con el resultado, a media mañana de mediados de mes se presentó en la casa un sacerdote que so pretexto de paso casual llegaba a saludarlas, cuando en realidad el joven párroco bebía los vientos por Rosario la mayor. Rosario al abrir la puerta le dijo – “buenas tardes cuánto me alegro de verlo, cómo usted por aquí, pase pase, don Eulogio” que así se llamaba el cura el cual contestó – y Dios bendiga cada rincón de esta casa.

PARROCO EN LA DESAPARECIDA CRUZ BLANCA

PARROCO EN LA DESAPARECIDA CRUZ BLANCA

 

Pero siéntese padre, dijo Rosario, charlaron amigablemente como viejos amigos que eran y hasta se tiró el párroco al coleto dos copitas de anís, se disponía ya a marcharse y reparó en la habitación de la costura donde había un bastidor dispuesto con una tela morada, se acercó para mirar bien y entonces Rosario exclamó- “es un encargo que nos ha hecho Doña Mariana Pineda, un primo suyo destinado en capitanía se marcha y quiere regalarle a él y a su regimiento esta bandera “, al cura le pareció algo extraño pero como se trataba de muy buenas amigas no le dio importancia, así que se despidió muy cariñosamente quedando en volver pronto.

 

PLACETA DE SAN GREGORIO

PLACETA DE SAN GREGORIO

 

 

 

Mientras tanto muy malas noticias llegaban a la calle del Águila, la rebelión que se preparaba había sido abortada y todo el plan se había frustrado, esto fue por la mañana a eso de las 9, a las 11 Doña Ursula, criada de Mariana Pineda, tomaba la Calderería arriba hasta la calle Almirante, al llamar a la puerta Rosario abrió al instante.

CONTINUARA…………………………………….

JESÚS EXPÓSITO MARÍN

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia del Albayzín. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mariana Pineda y las bordadoras del Albayzín.(1ª Parte)

  1. mikel teijeiro dijo:

    Antes de nada felicitarle por su blog , me ha parecido muy interesante.
    tenia curisidad por saber la historia de un par de fotografias que aparecen en su blog
    Son un par de fotos que creo se hicieron desde el carmen de santa ana .
    La de la niña en la pila y la de las 3 mujeres con san nicolas al fondo.
    gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s